Nantes

by Euradio

En ce moment

Titre

Artiste

Emission en cours

Programme musical

00:00 06:30

Background

Molino Harinero – Historias 360°

Écrit par sur 7 mars 2021

Comme chaque semaine sur euradio, Esteban Nigro, diplômé en géologie de l’Université de Buenos Aires, nous raconte une histoire.

Pour ce nouvel épisode d’Historias 360°, Esteban Nigro nous raconte l’histoire des moulins à farine.

Chronique en espagnol, vous trouverez le script ci-dessous:

18 – MOLINERO HARINERO

Existen pocos alimentos tan universales como el pan. La combinación de harina de algún cereal, con agua, sal y en algunos casos levadura, se encuentra hoy en cualquier cocina del mundo. Los cereales utilizados para elaborarlo suelen relacionarse con los cultivos propios del suelo en el que se hornea: pan de maíz en América Central, pan de centeno en Alemania o pan de arroz en Japón por ejemplo.

La palabra trigo proviene del latín “Tritricum”, y significa: quebrado o triturado. Curioso… ¿cómo es que se relacionan estas palabras con el cereal? Tal vez lo comprendamos, si repasamos el proceso que el trigo experimenta para llegar a ser harina. Una vez sembrada, cuando la planta de trigo cambia de color verde a uno amarillento, llega la hora de la “siega”. Utilizando una hoz, se van cortando las espigas y atándose en ramilletes para ser posteriormente, trasladados a un sector plano y limpio, denominado “era”. Allí se procede a separar el grano de la espiga y de la paja, en un procedimiento llamado “trillado”. Para esto, suele hacerse pasar caballos para que lo pisen o circular un carrito convenientemente llamado trillo, y que con su base de piedras colabora quebrando y triturando las espigas. De ahí la relación entre la palabra trigo y su significado en latín. Finalmente, se espera a que sople alguna brisa para comenzar el aventado: se lanza todo al aire para que el viento se lleve la paja y las espigas y vuelva a caer en la era únicamente el grano.

Y ahora sí, ya estamos listos para el proceso que da origen a nuestra querida harina: la molienda. Se conoce que esta actividad ya se hacía desde el período neolítico, ya que por entonces las herramientas comenzaron a ser muy elaboradas y bien pulidas. Pero no fue hasta la Edad Media, cuando gracias al desarrollo de un fascinante invento se pudo moler notables cantidades de cereales.  

Imaginemos un par de grandes piedras talladas en forma circular. Colocadas una encima de la otra, si pudiéramos hacer girar una y de alguna forma introducir granos entre ellas, ya tendríamos un dispositivo para moler cereales. Pero claro, enseguida tendríamos un nuevo problema: ¿quién de nosotros tiene la fuerza de hacer girar y friccionar una de esas piedras sobre la otra? La respuesta se encontró durante la Edad Media en el agua y a partir de allí, la humanidad experimentó una revolución en la capacidad de generar harina. Los molinos hidráulicos aprovechan la presencia de un río para canalizar agua y mediante una rueda, traducen su empuje a un eje unido a la piedra superior. A partir del agua tenemos una fuerza motriz para moler cualquier cosa.

Los granos se introducen en el espacio entre las piedras y lentamente van pulverizándose, para finalmente salir por los bordes gracias a la fuerza centrífuga. Los dueños de los molinos hace cientos de años eran personas adineradas y el molinero el encargado de llevar a cabo la tarea. En la poesía española, por ejemplo, existen numerosos versos que no dejan muy bien parada a la persona que tenía este oficio. Dado que se quedaban con una proporción de lo molido (denominada maquila), siempre existía la suspicacia por parte del dueño del grano de cuánto era exactamente con lo que se había quedado. Refranes como “Molinero ladrón, no saca maquila, sino maquilón.” o “Cinco molinos hay en la sierra, cinco ladrones hay en ella” estaban a la orden del día. 

Image : xmax88

Pour retrouver tous les épisodes Historias 360° d’Esteban Nigro, cliquez ici


Les opinions du lecteur

Laisser un commentaire

Votre adresse email ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *



Continuer la lecture