Nantes

by Euradio

En ce moment

Titre

Artiste

Emission en cours

Background

Eiffel – Historias 360°

Écrit par sur 2 mai 2021

Comme chaque semaine sur euradio, Esteban Nigro, diplômé en géologie de l’Université de Buenos Aires, nous raconte une histoire.

Pour ce nouvel épisode d’Historias 360°, Esteban Nigro nous raconte l’histoire de la Tour Eiffel.

Chronique en espagnol, vous trouverez le script ci-dessous:

26 – EIFFEL

Si hay un ícono de la ciudad de París que probablemente conozcamos aún sin jamás haber estado allí, es la torre Eiffel. Con esa forma tan particular que ha sido telón de fondo de innumerables películas, se nos hace eterna… ¿pero cómo surgió alguna vez este ícono de 300 metros de altura? ¿Realmente ese tal Eiffel la diseñó? ¿Es cierto que estuvo varias veces a punto de desmontarse? 

Gustave Eiffel nació en 1832 en la ciudad de Dijon, y con el tiempo se mudó a París donde se recibió de ingeniero. Después de algunos años de experiencia laboral, fundó la consultora y constructora Eiffel y Cia, que rápidamente adquirió un gran prestigio internacional construyendo en hierro cientos de importantes estructuras como puentes, grúas y estaciones de tren. 

Comenzada la segunda revolución industrial, en Europa surgió la tradición de realizar las denominadas Exposiciones Universales que se centraban en la presentación de avances tecnológicos y el fomento de su comercio. El teléfono, por ejemplo, fue un invento que vio la luz allí por primera vez. En el año 1886, el estado francés comenzó a organizar los festejos que se realizarían tres años después en conmemoración del centenario de la Toma de la Bastilla. En ese marco, se decidió que París albergara una nueva Exposición Universal para 1889 en un predio de 96 hectáreas muy cerca del río Sena y que a modo de bienvenida de los visitantes, se construyera una torre de gran altura. Tras la presentación de más de cien proyectos, el diseño de dos ingenieros de la constructora Eiffel y Cia. fue el ganador. Y tras darle un arquitecto de la compañía su aspecto definitivo, ahora sí Gustave Eiffel se encargó de dirigir su construcción.

Durante los primeros 5 meses y dada la cercanía al río Sena, la obra se centró en la construcción de los cimientos sobre los cuales las cuatro patas de hierro forjado de la torre se apoyarían. Poco a poco, durante dos años los parisinos vieron erigir una estructura de 300 metros de alto que resultó acabada en 1889 pronta para recibir a los asistentes a la Exposición Universal. Y si bien el público había visto con gran atractivo la evolución de la construcción de aquella torre, se sorprendieron de un día para el otro cuando escucharon que ya estaba terminada, que aquel esqueleto que ellos ahora veían era la versión definitiva. Y es que el principal desafío estético de los ingenieros de Eiffel y Cia. fue tener el atrevimiento de convertir a la estructura del edificio, en la protagonista no principal sino absoluta cuando hasta entonces siempre se la escondía pudorosamente. Sin ir más lejos, la estructura interna de la estatua de la Libertad fue diseñada por Eiffel pero no la vemos dado el famoso diseño de la mujer llevando la antorcha que la cubre.

Sus contemporáneos criticaron tanto su aspecto “inacabado”, que al vencer la concesión de 20 años que Gustave Eiffel tenía para explotar su uso como atractivo turístico, la ciudad quiso desmontarla o incluso cubrirla dándole un aspecto de montaña. Rápido, su constructor alegó que esa torre no debía desaparecer ya que era útil para hacer todo tipo de experimentos científicos. Así, en 1912 por ejemplo se lanzó un concurso para que los diseñadores de paracaídas pongan a prueba sus prototipos lanzándolos desde la torre. Lamentablemente por entonces, se presentó también un famoso sastre que habiendo diseñado un paracaídas que consistía de ropas holgadas murió en el acto al caer desde gran altura. 

Eiffel también colaboró a salvar su torre al proponer la instalación de una antena de radio en su punta. La intercepción de un radiograma codificado durante la primera guerra mundial permitió frustrar un ataque alemán, demostrando la utilidad de la torre. Y fue así que poco a poco esta estructura, que fue la más elevada del mundo durante 41 años, se amigó con los parisinos sumado al éxito masivo de concurrencia que tuvo a partir de los años sesenta con el desarrollo del turismo internacional. 

Pour retrouver tous les épisodes Historias 360° d’Esteban Nigro, cliquez ici

crédits photo : NonOmnisMoriar, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons


Les opinions du lecteur

Laisser un commentaire

Votre adresse email ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *